Un espléndido elixir de amor

Granada Hoy

27 de Enero, 2024. Gonzalo Roldán Herencia

El Teatro Isabel la Católica ha servido de escenario este fin de semana un montaje festivo y efectista de L’elisir d’amore de Gaetano Donizetti con producción de Juventudes Musicales

El Teatro Isabel la Católica de Granada se llenó de color y alegría para recibir un montaje festivo y efectista de L’elisir d’amore de Gaetano Donizetti en la visión escenográfica de Tete Cobo y Luis Ortega y dirección musical de Alessandro Palumbo, con producción de Juventudes Musicales de Granada. Para ello han contado con un estupendo elenco de solistas y con el siempre seguro y dinámico Coro de Ópera de Granada, dirigido por Pablo Guerrero, que no solo es un valor añadido a cualquier producción, sino que, además, contribuyó con su caracterización y dinamismo en escena a crear los espacios psicológicos necesarios para la representación de la ópera. 

En lo musical también sorprendió la velada por la calidad interpretativa a todos los niveles. Sin lugar a duda, la noche tuvo dos nombres propios: Sofía Esparza en su papel de Adina y Juan de Dios Mateos como el enamoradizo Nemorino. Su interpretación, ya fuera en solitario como en las múltiples escenas a dúo que tienen, agradó por su chispeante habilidad en lo actoral y su perfección en lo vocal. Se trata de voces grandes en técnica y control, cualidades que puestas al servicio de sendos roles de considerable complejidad en matices resultaron de una efectividad sublime. Desde la cavatina “Della crudele Isotta” al aria final “Prendi, per me sei libero” la soprano Sofía Esparza mantuvo un alto nivel interpretativo en cada intervención. Por su parte, Juan de dios Mateos protagonizó algunos momentos hilarantes en su particular “embriaguez de amor” cuando toma el elixir, y embelesó por su belleza y ternura con la célebre aria “Una furtiva lagrima”.